Preocupan cambios en un ex centro clandestino

Compartir!

La diputada Gutiérrez acompañó el reclamo del Espacio Juicio y Castigo por los trabajos que la provincia realiza en el edificio donde funcionó el Servicio de Informaciones. Se teme que las refacciones alteren un sitio emblemático del Terrorismo de Estado en Santa Fe.

La diputada provincial, Alicia Gutiérrez, presentó un proyecto de declaración por el cual la Cámara de Diputados expresa su preocupación por las refacciones edilicias que se están llevando a cabo en el ex Servicio de Inteligencia (SI), declarado Sitio de Memoria, que constituyó el mayor centro clandestino de detención y torturas que funcionó en la provincia durante la última dictadura cívico militar. Asimismo, adhiere al pedido formulado por los organismos de derechos humanos de que se frenen las obras porque ponen en riesgo la preservación material de un lugar que fue estratégico en la ejecución del plan sistemático de desaparición de personas.

La legisladora consideró que, ante todo, “es necesario proteger y conservar el edificio ya que constituye una prueba irrefutable de los crímenes del pasado que continúan siendo juzgados. El Pozo (como se conoce al SI) fue el principal centro de detención y exterminio en la región y, por lo tanto, es fundamental para reconstruir el circuito represivo desplegado por el Comando del II Cuerpo de Ejército y conocer cómo operaba la patota de Feced. En él se encuentran las marcas de lo que ocurrió y, también, las huellas dejadas por las personas que estuvieron secuestradas, muchas de las cuales hoy se encuentran desaparecidas”.

Esta situación fue planteada anteriormente, en el año 2018, a la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia. En esa ocasión, se solicitó que se respeten los criterios de preservación acordados con los organismos. Tras una inspección pericial al lugar, las autoridades reconocieron el error y se comprometieron a evitar toda intervención que pudiera alterar el aspecto y los detalles de este edificio, como así también las expresiones simbólicas realizadas por sobrevivientes y familiares de los desaparecidos.

“Desde el ámbito de esta Cámara y en congruencia con la ley que hemos sancionado, y que exige la preservación de los sitios de memoria, debemos adherir a este nuevo pedido de los organismos nucleados en el Espacio Juicio y Castigo. Coincidimos en que siguen siendo testimonios materiales de gran valor probatorio para los juicios de lesa humanidad que se están tramitando, como la causa Feced III, y para los que aún están pendientes”, sostuvo Gutiérrez.

Para la diputada provincial y militante por los derechos humanos, es indispensable que se respete el proceso de construcción de memoria, verdad y justicia llevado adelante por distintos sectores sociales, organismos de derechos humanos, familiares de víctimas y un vasto sector del arco político, como así también que se reconozca “la voluntad que han puesto de manifiesto los últimos gobiernos democráticos de nuestra provincia en pos de mantener viva la memoria”.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.