Negocios inmobiliarios en la única Albúfera de Argentina, Reserva de Biósfera

Compartir!

Los Vecinos Autoconvocados de Mar Chiquita hablan de “tragedia ambiental”. Se encuentran en alerta para defender la Reserva de Biósfera Parque Atlántico “Mar Chiquito” del programa MaB (El Hombre y la Biosfera) de la UNESCO, y todas las diversas capas de Reserva que protegen ese espacio.

“En el ámbito de la Reserva MaB que compartimos con una enorme biodiversidad y contiene la única albufera del país, se iniciaron en 2011 obras para implantar lo que comenzó a venderse como “Barrio Náutico Lagos del Mar”, efectuando movimientos de suelo que afectaron tanto al espejo lagunar como al humedal donde pretende construirse”, detallaron los integrantes de “Vecinos Autoconvocados de Mar Chiquita”.

albúfera, Mar Chiquita, reserva, biósfera

En una breve reseña, estos dieron los acontecimientos que se fueron sucediendo desde entonces:

– Una medida cautelar en el año 2015 paralizó el emprendimiento, dado que no contaba con la Declaración de Impacto Ambiental que debe emitirse previo al inicio de cualquier obra entre otras tantas irregularidades.

– No contentos con ello, los desarrolladores rebautizaron el lugar como “Eco Barrio Lagos del Mar” y buscaron limpiar su responsabilidad en el daño ya causado al Medio Ambiente.

– La Universidad Nacional de Mar del Plata indicó en un informe que el emprendimiento de urbanización denominado “Lagos del Mar” generará efectos negativos de diversa índole:

1) Aumento de riesgo de inundaciones por perturbación de los humedales (relleno, elevación de cotas, impermeabilización, compactación).

2) Eliminación, reducción y fragmentación del pastizal pampeano.

3) Alteración de la calidad y cantidad de aguas, tanto subterráneas como superficiales:

3.a.) Aumento de la eutrofización de las aguas superficiales de la laguna por ingreso de nutrientes. La eutrofización es el proceso de contaminación más importante de las aguas en lagos, ríos, embalses, etc. Este proceso está provocado por el exceso de nutrientes en el agua, principalmente nitrógeno y fósforo, procedentes mayoritariamente de la actividad del hombre. 3.b.) Salinización de las aguas subterráneas por exceso de extracción del freático. 
3.c.) Contaminación de aguas (superficiales y subterráneas) por distintos compuestos químicos.

4) Introducción de especies exóticas.

4.a.) Especies vegetales, 4.b.) Aumento de áreas disponibles para especies exóticas invasoras ya introducidas (gusano formador de “bochones” Ficopomatus enigmaticus) que reducen el cauce natural de la Albufera, aumentando las áreas inundables.

– En Marzo de 2018, el Juez actuante en la cautelar dispuso (entre otras cuestiones) que el Municipio efectúe el monitoreo de toda el área de Reserva para evaluar el impacto ambiental , trabajo que no ha realizado.

– El pasado martes 22 de enero de 2019 el Concejo Deliberante marchiquitense aprobó la Ordenanza que asigna zonificación extraurbana, “cosa que consideramos improcedente sin el informe y la Declaración de Impacto Ambiental que el Juez exige”, aclaran los vecinos.

El reclamo actual

“Es por ello que públicamente pedimos en Asamblea al Intendente Carlos Ronda que recapacite y vete la Ordenanza, y a la Sra. Gobernadora de nuestra Provincia que analice los informes de la Universidad Nacional de Mar del Plata y el CONICET sobre el predio, no convalide esta Ordenanza, deniegue la Declaración de Impacto Ambiental que extemporáneamente exigen los desarrolladores tras haber causado graves modificaciones al medio ambiente, con el fin salvaguardar el Medio Ambiente de un área natural protegida y a la población del Balneario Parque Mar Chiquita, dado que las modificaciones en el humedal impactan directamente sobre la capacidad de absorber el excedente hídrico, aumentando el riesgo de inundaciones”, expresaron en un comunicado.

“Consideramos un precedente nefasto la autorización de este tipo de emprendimientos inmobiliarios en áreas de Reserva Natural, porque abren la puerta para la multiplicación de los mismos en un espacio destinado a fin de preservar la biodiversidad y proteger ambientes de vital importancia para el desarrollo humano”.

“No hay tragedia ambiental que no haya sido anunciada”

“La política debe considerar que más allá de los derechos propietarios, el uso del suelo debe respetar no sólo la superficie, densidad poblacional permitida, factores de construcción sobre el mismo, sino las capas subyacentes, napas y acuíferos, el espacio aéreo por sobre ellos y el efecto que tal uso tiene sobre los espacios y los seres próximos a ellos. Y todo esto de modo urgente. Antes que tengamos que lamentar la pérdida de más vidas, más biodiversidad, y cambios irreversibles en el aire, el agua y el suelo que harán cada vez más difícil la subsistencia”.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.