TRAS UNA SESIÓN MARATÓNICA, OBTUVO MEDIA SANCIÓN EL PROYECTO DE PRESUPUESTO 2019

Compartir!

FUE POR 138 VOTOS A FAVOR, 103 VOTOS EN CONTRA Y 8 ABSTENCIONES. EL TEXTO AHORA SERÁ GIRADO AL SENADO. LA SESIÓN CULMINÓ EN LA MADRUGADA DEL JUEVES, TRAS DIECIOCHO HORAS DE DEBATE.

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 138 votos afirmativos, 103 votos en contra y 8 abstenciones el proyecto de Presupuesto Nacional para el próximo año, que ahora será girado al Senado para su sanción definitiva. La sesión especial comenzó a las 11:35 del miércoles y, tras dieciocho horas de debate, la votación se produjo a las 5:45 de la madrugada del jueves.

Por la tarde, la sesión fue interrumpida y pasó a un cuarto intermedio, debido a los incidentes registrados en las inmediaciones del Congreso. En ese marco, los jefes de bloque, junto al presidente de la Cámara, evaluaron la situación con el secretario de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro.

Al reiniciar la sesión, el titular de la Cámara, Emilio Monzó, informó que se remitirá a Diputados el listado de detenidos y se integrará una Comisión para evaluar los hechos. Aseguró que “está garantizado el derecho a manifestarse” e informó que el responsable del operativo queda a disposición de la Cámara para contestar inquietudes que puedan plantear los legisladores.

Con un quórum estricto de 129 diputados, la sesión se inició poco antes del mediodía del miércoles. Después de una primera parte dedicada a homenajes (ver información por separado), poco antes de las 14 comenzaron las exposiciones sobre el Presupuesto.

El titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, diputado Luciano Laspina, fue el encargado de exponer, como miembro informante del dictamen de mayoría, sobre los ejes y objetivos de la iniciativa, con un discurso que transitó aspectos técnicos y políticos para defender la propuesta del gobierno.

Laspina sostuvo que “estamos ante un escenario que requiere una enorme responsabilidad de todos”. “Nosotros creemos que para que Argentina crezca y haya estabilidad, para que se reduzca efectivamente la pobreza, tiene que haber equilibrio de las cuentas públicas”, señaló el miembro informante. Y remarcó que “Argentina ha estado en las últimas décadas en un círculo vicioso de inestabilidad fiscal, crisis, ajuste y pobreza”.

“Cada crisis genera una redistribución regresiva y la raíz de esa crisis es el déficit fiscal de los cuales somos principales responsables en este recinto”, manifestó el diputado del Pro, al tiempo que expresó: “Cada uno tiene que hacerse responsable de los presupuestos ficticios que aprobó en los últimos años y aceptando el descontrol en el gasto público”.

Desde el Frente para la Victoria, el diputado Axel Kicillof resumió la postura de esa bancada: “Este es un Presupuesto invotable, que introduce un ajuste salvaje y agrava los problemas de los argentinos”, afirmó.

Kicillof cuestionó todos los aspectos del proyecto de Presupuesto y de la gestión económica del gobierno. “Duplican la deuda, el desempleo, les quitan recursos a las provincias, a los municipios y castigan a los que menos tienen”, sostuvo.

Tras el cuarto intermedio, tomó la palabra el diputado Luis Pastori, de la UCR, quien consideró que “el Presupuesto propone una política fiscal que satisfaga las necesidades básicas de la gente, equilibrando nuestra economía y redistribuyendo la riqueza para contribuir al crecimiento del país sin atajos”.

José Luis Gioja, vicepresidente 1° de la Cámara, dijo desde la bancada del FpV que “la gente sabe que en este recinto tratamos un tema que viene malparido. El déficit fiscal cero también terminará siendo un cuento, que nos llevará a más recesión y menos actividad económica, en donde los que están mal, estarán peor”.

El diputado Diego Bossio (Justicialista) anticipó que no votaría un Presupuesto “que va en contra de los argentinos: que implica más recesión, más pobreza y más desempleo. El gobierno de Macri fracasó, como seguramente fracase el Presupuesto, que arrancó rompiendo credibilidad”.

Marcos Lavagna, del Frente Renovador, afirmó que desde el gobierno “no han resuelto los problemas, los han agravado. Pasamos de la fiesta populista a la fiesta financiera y esto lo vamos a pagar”. En esa línea, consideró que “tenemos que aprender de la historia: los programas de ajuste no son rentables. Debemos velar por tener consumo interno, inversiones y exportaciones”.

Al adelantar su voto en contra del proyecto, Felipe Solá, del bloque Red por Argentina, expresó que “es un Presupuesto increíble, hecho a las apuradas sobre la base de un programa que desconocemos y significa la pérdida de autonomía del gobierno”. “Lo único que crece es la deuda, hay una caída de las exportaciones, de los subsidios, de la salud y educación, lo cual es terrible”, consideró Solá.

Martín Lousteau, de Evolución Radical, dijo que “es un Presupuesto grotesco, pero lo vamos a acompañar”. “La discusión de hoy es cíclica y otra vez nos toca hacerlo en medio de la crisis y de la fragilidad, con un Estado que cada vez es más grande pero menos productivo”, afirmó el diputado porteño, quien en ese sentido sentenció: “Argentina hace décadas que no crece en serio”.

Desde el Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño, calificó como “mentiroso” al Presupuesto “del ajuste” que hace “sufrir a la clase trabajadora”. “Decían que de la mano del capital financiero íbamos a llegar al paraíso y nos mandaron al infierno”, criticó Del Caño.

LOS CIERRES DE BLOQUE

A la hora de los cierres de bloque, la diputada Graciela Camaño, del Frente Renovador, criticó en duros términos las decisiones económicas del Poder Ejecutivo: “El resultado ya lo conocemos, fiesta financiera mientras dure, y el colmo es el crecimiento invisible”.

“Es hora que se hagan cargo: o no tuvieron plan económico o fracasaron”, agregó, antes de considerar que, “con este Presupuesto, todos los indicadores nos dan la pauta que vamos a estar peor que en el 2015”.

El diputado Pablo Kosiner, titular del bloque Justicialista, consideró que “este gobierno nunca alcanzó a tener un plan económico, no ha podido cumplir el cambio que les prometió a los argentinos”.

No obstante, Kosiner afirmó que “dejar al gobierno sin Presupuesto, es someternos al riesgo de que el Jefe de Gabinete tenga la potestad sobre las partidas. La prórroga del Presupuesto 2018 habilita a ajustes aún peores”, sostuvo el diputado Kosiner.

A su turno, el jefe de la bancada del FpV-PJ, Agustín Rossi, reprochó que “hubiera sido bueno que el nuevo presidente del Banco Central nos explicara la política económica” y el acuerdo con el FMI.

“El FMI nos diseña el Presupuesto que estamos tratando y también diseña la agenda legislativa. Son la escribanía del Fondo Monetario”, manifestó. “El costo de este plan económico lo vamos a pagar todos los argentinos”, dijo.

Por último, el titular del interbloque Cambiemos, Mario Negri, consignó que “este debate tiene tres perfiles: los que queremos la ley porque somos oficialistas, los opositores que quieren colaborar y los que quisieron armar el escenario de diciembre para romper la sesión”.

“Es necesario tenerlo, no tenerlo hubiera sido una derrota para todos”, agregó el diputado radical. “En una Argentina que no tiene moneda hace mucho tiempo, debemos buscar certidumbre, encontrar previsibilidad, tranquilizar a la sociedad, permitir tener un marco de estabilidad”, enumeró.

EL PRESUPUESTO Y EL PAQUETE ECONÓMICO

El oficialismo obtuvo así media sanción a la iniciativa del Poder Ejecutivo que fue discutida y reelaborada en el marco de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara. Se aprobó, además, un paquete de leyes económicas complementarias. Todos los proyectos llegaron al recinto con dictámenes a favor emitidos en la Comisión.

Como parte del paquete económico, también se aprobó el Consenso Fiscal suscripto el 13 de septiembre de 2018 por el Poder Ejecutivo Nacional y representantes de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; el régimen para pequeños productores cañeros, yerbateros y tabacaleros; la modificación sobre índice de precios de la Ley de Impuesto a las Ganancias; y la modificación sobre exenciones y progresividad del impuesto sobre los Bienes Personales.

Sobre el proyecto de Presupuesto, cabe recordar que contempla un déficit cero (sin contar los intereses de deuda), para lo cual prevé un recorte de gastos en distintas áreas del Estado nacional, “sin afectar el gasto social ni los presupuestos de educación, ciencia y salud”, según destacó el oficialismo. Prevé una inflación anual para 2019 del 34,8 por ciento y proyecta la cotización del dólar a $40,10 de acuerdo al tipo de cambio promedio.

Entre los acuerdos fundamentales a los que se llegó en las negociaciones previas, figura la creación de un fondo compensador a provincias y municipios por los subsidios al transporte.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.