“¿Si así no lo hiciereis, Dios y la Patria os los demandarán”.

Compartir!

 

Hace muchos años, quince precisamente me ofrecieron ir a trabajar a EEUU en un proyecto muy pero muy tentador, vicedirector de un  plan internacional llamado Memoria Histórica en Latinoamérica, dependiente de la Universidad de John Jay, es más me tentaban mostrándome las imágenes del rio Hudson desde la que iba a ser mi habitación.

También hubo tentaciones de Nigeria, México, Cuba, Bs As, todo hacía relamer mi ser, pero miraba a mí alrededor y no podía cambiar el estar con mis hijos por dinero y éxito profesional.

Después de renegar durante casi un año y medio con la salud de mi madre me quedó claro la problemática sanitaria en esta parte del mundo.

El dinero va y viene, pero la vida no, entonces decidí quedarme junto a ellos y tratar de hacer lo mejor posible manteniendo mis principios, no prostituyéndome políticamente por un peso, menos aceptar trabajos que no esté preparado para llevarlos adelante, es por eso que la única vez que me sumé en política deje bien claras mis condiciones, por supuesto, fue imposible incorporarme.

 

Hace unos días mi hijo más pequeño estuvo a punto de morir por algo que le puede suceder a cualquiera, ya escribí al respecto y no seré redundante en esto, quiero intentar, siendo un ignorante en la materia, atacar la problemática real de fondo.

La Convención Americana sobre Derechos Humanos –Pacto de San José de Costa Rica, 1969–, que en su artículo 4º establece: toda persona tiene derecho a que se respete su vida.

Lo hablé en su oportuno momento con el Sr Sola ex presidente comunal de Tacural y lo hice con el nuevo Pte. Norberto Minetti, ambos cruzados de brazos porque todo depende del ministerio de salud provincial.

No creo que ninguno de los funcionarios haya leído esto, porque no tienen idea de gestión, Bosco podes ser un buen ginecólogo obstetra, podes ser un buen tipo, pero tu espíritu camaleónico te impide gestionar con criterio.

Ohhhh, dije y si tenemos un emergencia que hacemos, Poroto me dice tenemos disponible una ambulancia del 107 de Sunchales, Oh volví a decir y cuánto tiempo demora una ambulancia en llegar,  hay emergencias que penden del tiempo que llegue la ayuda. Le dije esto no nos sirve, me dijo, es lo que tenemos. Ok dije.

Pero sigo enumerando

Por su parte la Declaración Universal de Derechos Humanos –1948– establece en su artículo 3º que todo individuo tiene derecho a la vida y, en el artículo 25, párrafo 1º, reza: toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar y en especial la alimentación y el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios.

 

 

A partir de la reforma constitucional de 1994, que en el artículo 75, inciso 22, de la Constitución Nacional (CN) establece que los tratados y concordatos tienen jerarquía superior a las leyes. La protección de la vida y de la integridad psicofísica de la persona humana, desplazada de la órbita de los derechos individuales y en el marco de los derechos sociales y colectivos, se enfatizó a partir justamente de la referida reforma del texto constitucional, que otorgó jerarquía constitucional a los tratados internacionales sobre derechos humanos, afianzando la supremacía de la persona (Galdós, Jorge Mario, La Ley, 2008). En efecto y conforme el autor citado, la salud es un derecho colectivo, público y social de raigambre constitucional, anclado en el artículo 42 de la Constitución Nacional que reza, en lo pertinente, lo siguiente: Los consumidores de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz: a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno. Este derecho involucra no exclusivamente a la garantía de acceso a las prestaciones básicas de salud, sino asimismo de su mantenimiento y regularidad a través del tiempo, y que de acuerdo a jurisprudencia uniforme incumbe principalmente al Estado, más aún en los supuestos específicos de protecciones legales que involucran a personas vulnerables tales como los niños, ancianos, personas con discapacidad, niños en situación de desamparo, desde el embarazo hasta la finalización del período de enseñanza elemental, y de la madre durante el embarazo y tiempo de lactancia (inc. 23, art. 75, CN).

Acá claramente se habla de derechos y garantías señoras y señores funcionarios, queda bien claro señores que sino tienen dinero para reparar una ambulancia no cobren su sueldo pero es su obligación dar garantías al respecto.

Ahora bien si vamos al libro el Señor de la Corte de Natalia Aguiar nos daremos cuenta del negocio de la salud que hay en esta parte del país y supongo que en otros lados de este suelo Argentino será igual. El monopolio de la salud en esta zona manejado por Tita y sus socios es espantoso, un manoseo permanente con los afiliados del Pami y con los pacientes en general, este monopolio es asqueroso: explicó Gustavo Tita en una entrevista con el periodista Jorge Lanata. “Llegaba el  Pami   a  Rafaela   y   ellos se quedaban con los afiliados porque manejaban los sanatorios. Se quedaron con el monopolio de la salud. Lorenzetti, en los 90, fue asesor legal de una de las prestadoras. Él tenía conexión con Víctor Alderete (último titular del PAMI de la presidencia de Carlos Menem, de enero de 1997 a diciembre de 1999). Lorenzetti armaba una sociedad y tras mis denuncias armaba otra. Ellos se quedaban con el dinero de las obras sindicales. Lorenzetti fue el asesor legal y diseñador de estas gerenciadoras que convenían con Alderete. Cuando descubro este tipo de maniobras renuncio y hago las denuncias pertinentes”, detalló Tita en radio Mitre

Del El Señor de la Corte…

Ante esta emergencia quedó en evidencia lo endeble del sistema provincial de salud, un sistema que desparrama obras edilicias por varios lados pero no tiene la capacidad mental de garantizar la atención médica en todos los lugares de la provincia invencible de Santa Fe.

Antes de irse Sola llegó una ambulancia a Tacural, la misma hizo unos kilómetros y no funcionó más, Minetti me dijo que arreglarla costaba mucho dinero y que Bosco, encargado de salud en el nodo de Rafaela le había dicho que no había dinero para repararla.

Cabe destacar también la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial –1965–, que en su artículo 5º, apartado e), inciso IV), establece que es deber de los Estados garantizar el derecho a la salud pública y a la asistencia médica.

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos –1966–, establece en su artículo 6º que el derecho a la vida es inherente a la persona humana.

Esto es una pequeña parte del gigantesco negocio de Lorenzetti y Tita en salud, por eso es imperativo que la salud pública sea la mejor como una vez fue, una salud pública que garantice lo que tenemos derechos todos los que habitamos el suelo Argentino, una salud pública que sea la que fue siempre, y esta será la mejor forma de combatir a los negociados particulares.

Por supuesto Tita también es dueño de Clínica Sunchales en la que el Dr. Bosco tiene acciones, es difícil de esta forma separar el negocio de unos pocos a generar la salud gratuita.

Tita también llega con su expansión a RosarioAdemás de la gran cantidad de sociedades, Tita adquirió los sanatorios Julio Corzo y El Italiano en Rosario. Esto le valió acaparar el 20 % del negocio en la ciudad y además ser considerado el tercer jugador de peso en el ámbito de la salud en Rosario. Allí compite con el Grupo Oroño (perteneciente a la familia Villavicencio) que lidera el podio y con el Grupo Gamma, del médico Mari Tourn (quien se asoció en 2015 a Swiss Medical grupo Belocopitt) que ocupa el segundo lugar. Otro de sus socios en este emprendimiento es su coterráneo Leandro Abatidaga.

Pero no queda en la salud el negocio Tita también El dueto Tita–Abatidaga, estaba dispuesto a arriesgar en una nueva empresa. Bajo esa motivación compraron el Hotel Toscano SRL ubicado sobre el Boulevard Santa Fe 442, de la ciudad de Rafaela. Lo peculiar de esta operación fue que la transferencia del fondo de comercio en 2010 se hizo a Indosan SA, surgida el mismo año con la finalidad de dedicarse a la actividad hotelera, con varios socios vinculados a Tita y Abatidaga. Entre ellos Juan Carlos Yost (presidente), Alfredo Buffa (vice) y Eduardo Pedro José Grosso (director suplente). Tita suele citar a personajes de la política y del mundo empresarial.   

El Señor de la Corte es un libro que les recomiendo comprar y enterarse fehacientemente la realidad contada con detalles.

 

Todo el mundo dice, no tenemos médicos y parece un problema sin resolución yo les voy a decir, es más fácil de resolver que tomar un colectivo, si nosotros copiamos de los países extranjeros generalmente la basura, pero  lo bueno no, hay una salida a esta problemática y es muy sencillo. Tenemos universidad pública que se estudia medicina, bueno ahí está la salida, solo una ley y listo señor gobernador. Aprendan a mirar y abrir la mente, solucionar problemas no es cuestión de dinero, es cuestión de imaginación, empeño y firmeza.

Y si no podes garantizar lo que en la carta magna es mandato renuncia, si por favor renuncia!!! También este derecho y las garantías pasan por que todas las provincias y pueblos a lo largo y ancho de la nación tengan médicos y personal idóneo para avalar el servicio y el acceso a la salud pública.

Ya con un mayor grado de precisión, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre –1948– establece en su artículo 1º que todo ser humano tiene derecho a la vida, a la libertad y a la integridad, y en su artículo 11 reza: toda persona tiene derecho a que su salud sea preservada.

Se puede tener derecho cuando el ser humano no es un ser humano y para la mayoría de los médicos negociantes pasas a ser un número?

El estado provincial debe garantizar justamente en estos casos la urgencia, la emergencia y el traslado de posibles problemas, una escuela provincial, primaria o secundaria o esta colonia de vacaciones está bajo el amparo de dicho gobierno y sus dirigentes son responsables, por eso juraron, juraron por la constitución y por Dios, o acaso ese juramento es una parte más de la hipocresía social?

Si encuentras algo en la vida humana que valga más que la justicia, la verdad, la templanza, el valor o, mejor aún, más que la virtud de un alma que se basta a sí misma en las circunstancias en que está permitido obrar según la recta razón y que se confía al destino en todo aquello que no depende de ella; si quizás encuentras algo preferible, vuelvo a decir, dirige hacia esto toda la potencia de tu alma y hazte con tan precioso hallazgo.

El privilegio de la razón y principio de las virtudes sociales, no puede sustituirse ni aun inocentemente con otro cualquiera, como las alabanzas de la plebe, las dignidades, las riquezas o la voluptuosidad. Todas estas cosas puede que algunas veces nos convengan y hasta estén de acuerdo con nuestra naturaleza; pero este es precisamente su gran peligro, pues a la menor tolerancia se sobreponen a la virtud y nos arrastran a la perdición. Elige, pues, con claridad y como hombre libre el bien superior, y una vez elegido, ¡cuidado no lo pierdas! «Pero lo mejor –dirás tú– es lo útil»

Marco Aurelio

El hipócrita juramento

Concluido un proceso electoral los candidatos electos, antes de adquirir la plena condición de sus cargos, en el momento de la toma de posesión, deberán jurar o prometer acatamiento a la Constitución y cumplimentar los demás requisitos previstos en las leyes o reglamentos. Por consiguiente, esta es una condición de obligado cumplimiento, sin la cual no se puede tomar posesión del cargo.

Parado frente a un atril y con un voluminoso libro, pregunta mientras mira fijamente a los inminentes juradores: “¿Jurais respetar y hacer respetar la Constitución y las leyes y cumplir con lealtad y patriotismo, las funciones que el pueblo os ha encomendado?”.

Toda esa carga de emotividad y gran ansiedad, de improviso se descarga en la frase “Si, juro!”

“¿Si así no lo hiciereis, Dios y la Patria os los demandarán”.

A nadie le importa lo que eso significa pero un estruendoso aplauso rubrica el momento.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.